[A Desalambrar] Buitres con fondos*

Buitres con fondoEl neoliberalismo es una práctica perversa. Vestida de humo de progreso desdibuja el mundo que conocemos imponiendo el knock out de las soberanías, a la vez que dibuja un sistema jurídico cuyo esqueleto es la negación de la existencia –y dignidad- de todos los que no se encuentran en su centro.

El caso de los Fondos Buitres contra la Argentina si puede ser catalogado como algo, ha de ser de infamia jurídica. Todo el asunto es pestilente desde la práctica hasta el derecho que le aplica. Una lectura que no vaya más allá de las definiciones nos demostrará que este tipo de prácticas que se leen más bonitas bajo la apelación de fondo de situaciones especiales son un macabro mecanismo.

Aquello porque la situación especial no es de quien compra, como sería la lógica en la mayor parte de nuestras legislaciones donde, para la adquisición de bienes de primera necesidad se establecen subsidios, fideicomisos y otras formas de apoyo sino de quien vende, o, a quien se le arrebata lo poco que le quede.

Porque cada Fondo Buitre es un juego de especulación: te compro por nada en el peor momento y después te pido el todo que por demás se alimentará de moras que ya puedo prever. Es una práctica con corbata y hablada en inglés de los usureros que latigan cada quince pidiendo sus pagos con intereses infinitos.

Esto es curioso, por ser gentiles, porque para la gente común en la mayor parte de los países esta sería una acción condenable. En Venezuela por ejemplo, entraría en especulación y en usura y les serían aplicables las leyes de precios justos, las del acceso a bienes y servicios, entre otras. Por otro lado, muchos derechos civiles hablarían de que se ha configurado una lesión patrimonial y obligarían a devolver ese enriquecimiento desproporcionado e injusto pero, cuando el asunto se trata en la banca nada de esto es derecho y todo el resto es ganancia.

Así, como denunciara Eduardo Galeano en los mecanismos financieros internacionales se “confunde la fiebre con la enfermedad y la inflación con la crisis de las estructuras vigentes” y se  “impone a América Latina una política que agudiza los desequilibrios en lugar de aliviar los mismos.”

En este tipo de fondos, la lógica es aún peor porque se pueden constituir contra empresas en quiebra o países, y, sin duda alguna equiparar un país con una empresa es una infamia. Puesto que si puede ser más negocio para quien compra el pago luego de la totalidad + intereses + compensaciones es el desangramiento de los programas sociales y el robo a los trabajadores.

De allí que coincidamos con el Profesor Eduardo Barcesat (Argentina) quien para Telam sostuvo que a partir de las últimas decisiones del juez estadounidense Thomas Griesa “la situación de los fondos buitre compromete el derecho a la autodeterminación de los pueblos”.

Caracas

@anicrisbracho

*Este artículo es un resumen de “El Derecho y el Neoliberalismo” disponible en este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s