¿Y si esta historia hubiese empezado en África?

 
Al Profesor JF Akandji-Kombé.
Pongamos que hablamos de los Derechos, un cuento oficial se ha colado en los libros de historia y cívica hasta reimprimirse con más letras en los manuales especializados. Los Derechos Humanos, que son un catálogo que vive por encima de la gente, nacieron en 1948 cuando los aliados se acordaron que en el campo de juego del poder también existía la gente.
 
Sin embargo, este tema tiene sus letras pequeñas, al parecer la instauración de los Derechos del Hombre no se dio por buena fe o compasión sino porque los pueblos, sin importar colores, idiomas o épocas, piensan que no es natural subordinarse y entregar la tierra. Así nació, por ejemplo, la Carta Magna inglesa, el reconocimiento de los derechos de las mujeres, de los indios o de los negros. Sin embargo, algunas malas lenguas piensan que en América del sur, en Asia o en África también los pueblos declaraban derechos.
 
¿Éramos realmente simples copiadores de la Declaración francesa o del Acta de Independencia Norteamericana? Al parecer la cosa no es así. Pues existen documentos de Gual y España que reclaman derechos para el pueblo y prácticas de guerra en Independencia, que suenan mejor que el blandengue derecho humanitario moderno.
 
¿No conoció América un catálogo de derechos, en la grandiosa civilización inca o en la maya? ¿No lo conocieron antes de ser humillados y sometidos los pueblos que trajeron en barcos desde África? ¿Quién es ese gigante que comparte con nosotros el sur del planeta? ¿Quiénes son los que sólo nos muestran a punto de morir de hambre? Son quizás quienes escribieron la primera declaración de derechos.
 
Para JF Akandji-Kombé, profesor de la Sorbona, existió por lo menos en 1236 un documento llamado Carta de Kurukan Fuga, base de la fundación del Imperio de Mali, que tiene la forma y fondo de una Carta de Derechos Humanos. Escrita por manos africanas para un pueblo africano reconoce el derecho a la vida, el deber de respetar a los extranjeros y la protección de los ancianos, entre otros temas. Teniendo, al parecer, en algunos derechos visiones más avanzadas que las de los que los colonizaron.
 
Ese pueblo que tanto sale como triunfador de las cosas malas, es el campeón mundial de la resistencia. Perdedores históricos en la repartición del mundo nos son presentados como incapaces modernos. Sin embargo, no es tan distante el racismo que los mira  y oculta nuestras historias y la suya.
 
@anicrisbracho

Anuncios

2 thoughts on “¿Y si esta historia hubiese empezado en África?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s