Para tí

De pronto sin que nada lo justificase

Sin que ello generase más que dolor y polvo,

Te habías apropiado de todas mis endechas

Mis ganas de que la cosas cambien,

De ordenar la casa, el plato y la mesa.

Había aceptado conformarme con tu entrega

Ocasional y sin amor del sexo frío

De que el tú y yo sólo exista en tu agenda

A tu ritmo, necesidad y conveniencia.

Había aceptado que era tu silencio

Tu más usual respuesta y yo buscaba

Con pellizcos tu nombre, tu mano,

Tus ganas.

Cada dos días sabía que ya bastaba

Que tus ganas nunca serían mías

Que me llovían las rosas y postores

dispuestos a jugar  todo el papelito

Pero tú no, ni llueves ni quieres

Ni te vas ni vuelves.

Me sabes prendada a pocos metros

Me sabes dolida con intervalos alegres

Me sabes dominada con mi irreverencia

Pero tú no,

Ni me amas

Ni me dejas

Ni ignoras

Que ni te amo ni te dejo

Pero no me voy y vuelvo

Pero no me voy y vuelvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s