Mujeres pa’ la Asamblea

Iñaki Bellver

En la escena internacional, la presencia pública de la mujer que es la traducción concreta de sus derechos políticos es un tema de continuo interés. Así para el mes de marzo de 2015 en una investigación conjunta del Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud y agencias de la ONU, celebraba como las condiciones femeninas en 189 países parecían haber mejorado, a la vez que lamentaban que su participación política pareciera haber alcanzado un techo difícil de superar. Así, este documento señala que “aunque las mujeres con cargo político se han casi duplicado desde 1995, su participación ha aumentado relativamente despacio. Las mujeres tienen el 22 por ciento de los escaños de parlamentos nacionales, frente al 12 por ciento de hace 20 años.” Razón por la cual, en el año que las Naciones Unidas se preparan para anunciar sus planes para el año 2030 uno de los principales que se encuentran en agenda es alcanzar la igualdad de género como meta de desarrollo.

Esto significa que el espacio en disputa en este momento, en el mundo y en Venezuela, no es ya la escena de lo privado sino el espacio de lo público donde la única manera de propiciar la igualdad material es mediante la utilización de acciones de discriminación positiva, ampliamente utilizadas en países como Estados Unidos.

¿De qué se trata esto? Se trata de crear condiciones mediante las cuales a los sectores de más difícil acceso se les facilite la entrada a los espacios que les habían sido tradicionalmente restringidos. Así, fue que los afroamericanos, por ejemplo, lograron entrar a las universidades que se reservaban para estudiantes blancos, y, en nuestro país, es de este modo que la Constitución prevé que se garantice la presencia de los pueblos indígenas en el Parlamento pues, pase lo que pase, vote quien vote, ellos tendrán sus representantes fijos.

En la actualidad Venezuela no ocupa uno de los primeros lugares en cuanto a la paridad parlamentaria, por el contrario, según los estudios publicados por Onu Mujer, somos el país n° 82, compartiendo el escaño con Marruecos, según la cantidad de mujeres en nuestra Asamblea Nacional. Observándose además que países que ocupan mejores puestos, como  Francia, ordenaron por ley la paridad política. Al respecto hay que recordar que nuestra Constitución nos exige ser vanguardia en derechos humanos y es el primer texto magno con visión de género. ¡Así que al Consejo Nacional Electoral, un enhorabuena de este primer texto para superar los viejos esquemas!

@anicrisbracho

Caracas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s