18

Y era maravilloso

Saber que no me llamarías bebé

Que pedías tiempo

Después de insistir

Que no volverías a esta casa

Ni a estas noches ni a estas risas

Pues solo con tenerme cerca

Recordaste otra vida.

 

La verdad es que ya yo iba

Doctorada en estas cosas

Por eso te había insistido

En que no insistieras,

En que yo quería tiempo

Antes,

Pero tú lo pediste después

Mientras te despedías con detalles

Para no dejar de ser galante

Cuando al mirarme

Confirmaste, una vez más

Como uno más,

Que no me querías querer.

 

Pero ya yo en este ruedo

Tengo un listón,

Dos copas del día del Libertador

Un jockey que sabe parar.

 

Cuando te fuiste, yo te sonreí

Liberándote de la culpa

Al final, yo siempre injusta

Después de saberlo

No te detuve,

Y me quedé con esas ganas

Tuyas de no querer.

 

Y te dejé pensando

En cómo decirlo

Sin desangrarme

Juraste que no me harías daño

Juré que no te volvería a ver

Y así mientras se fue

Te dejé los platos limpios

Las arepas en un paño

Y aunque no lo dije

Te perdoné.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. José dice:

    ¡Hermoso! Usted es una diosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s