Para que tu vengas

Para que tú vengas

Quitaré la lona

Que cubre el alma

Revolveré los papeles

Y dejaré pequeños versos

Puestos sobre tus manos

Olvidaré la angustia

Que carretea la ciudad

Cuando la noche llega

Y no se ha conseguido el pan,

Dejaré colgadas junto a las llaves

Mis propias dudas

Guardaré con el diccionario

Todas las necesidades de adjetivar

Y me quedaré con la risa

Que me daba trepar a los arboles

Cuando empezaba el otoño,

Para que tú vengas pondré

Sobre la mesa el verso de Verlaine

Que recuerda que el amor es un sueno

Y la rabia de Roque Dalton

Que descubre que amar es morir.

Para que tú vengas

Me olvidaré de todos los egos

Que he tenido,

Las jornadas donde he sido jefa

Los diplomas de honor

Y la fama en  línea

Para que tú vengas

Prenderé la vela con la que Eva

Acompañó a Adán la primera vez

Que descubrieron que eran ellos

Lo único que Dios

Les dejó del paraíso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s