Remembranza de Lydda

Recuerdo a una mujer

Sentada en el borde

De la calle bajo la humareda

Una mujer árbol

En una vereda de San Jacinto,

Una risa que encontró su voz

Y un sujeto que era predicado.

 

Recuerdo a una mujer

Que descendió de la Sierra

Que nadie quiso demasiado

Porque a las mujeres poetas

Nunca se les quiere demasiado

Piensan demasiado,

Hablan demasiado,

Se salen del protocolo

Les da por ser groseras

Por alterar el orden de las cosas

Por exigir su espacio.

 

Recuerdo a una mujer

Que se hizo infancia

Que pulió el lápiz

Que siempre me acompaña

Una que vuelve a nosotros

Sentados en otra acera

Debajo del humo de otro tabaco.

 

Recuerdo a una mujer

Que vive en tus cuerdas

Muchacho de ojos de gatos

Gigante que solo dejan ver

De rato en rato, no en las Galerías

Hermosas de este país

Sino en los bares,

Allí donde vamos a huir

Los que sentimos antes de pensar

Y hablamos antes de decir.

Anuncios

1 thought on “Remembranza de Lydda”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s