Claves de abril 17: declaraciones contra el derecho.

ajedrez-de-maestro

Los abogados suelen decir:

…La ley es dura pero es la ley.

…La seguridad jurídica es garantía de democracia y de inversiones.

…La permanencia en el tiempo de la ley da seguridad.

…Las normas deben ser conocidas por todas las partes.

 

La seguridad sobre las formas y procedimientos es un asunto fundamental, tanto, que es el corazón del debido proceso y este es el derecho a la justicia según la Declaración Universal de Derechos Humanos y parte esencial de las garantías judiciales según los organismos de la materia.

 

Ahora vivimos tiempos enrarecidos. Las normas jurídicas y la realidad jurídica son cosas que importan menos cuando el sistema político o el de justicia, nacional o internacional, se utilizan para generar titulares y publicaciones virales. Esta es la clave del juego conjugado al que nos someten.

 

Me atrevo a usar una imagen que no es mía, en el presente, Venezuela se encuentra jugando u obligada a jugar, varios tableros de ajedrez. Uno está  en el plano nacional con actuaciones carentes de asidero jurídico, con personajes declarando situaciones que no se han dado y que no es previsible que ocurran, y, otro, es el escenario internacional desde el cual se construye una  nueva y cada vez más violenta retórica.

 

Pensando en estas cosas parece evidente que estamos ante una nueva arremetida, una, que como nos pasó en las elecciones del 2015 en el Continente es casi invisible. No se trata de hacer que una situación logre configurarse sino de generar una sensación hacia dentro y hacia fuera del fin de una era.

 

En el plano regional, las actuaciones que vivimos son el fin del principio de la igualdad jurídica de los Estados piedra filosofal del Derecho Internacional porque es este principio el que permite que países de distinta fuerza y tamaño, puedan sentarse a una misma mesa por el bien superior de la humanidad.

 

Un principio que como ya recordábamos cuando empezó la nefasta historia de la declaratoria de Venezuela como amenaza inusual y extraordinaria se encuentra ligado a nuestra historia nacional y a la dignidad del pueblo argentino, muy a pesar de lo que haga su actual gobierno.

 

Para alejarse de este principio, contenido en la Carta de la OEA, defendido a comienzos de siglo por Argentina y tan invocado por México en el pasado, rompieron todas las reglas del cómo, para qué, quién y cuándo se activa la OEA y aquello no es sino una comedia triste, un acto ruidosamente incompatible con el derecho pero sustancialmente generoso para la prensa.

 

Lo mismo, en el otro tablero, preparan para mañana en Caracas. La Asamblea Nacional continua en desacato y repetirá un acto no previsto en la Constitución Nacional al considerar vía acuerdo de diputados y no mediando las iniciativas sustentadas y documentadas del Poder Moral contra los Magistrados y Magistradas. Un acto que hará una autoridad rebelada, bajo una forma no constitucional, sin un procedimiento reglamentario para impactar la psiquis colectiva.

 

Viendo la situación si me perdonasen la inocencia quisiera como un amigo suele hacer rogar que alguien que pueda detenga que se le siga haciendo tanto daño a nuestro Derecho, nacional y regional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s