A lo largo de todo el Parque se encuentran múltiples quebradas, arroyuelos y ríos, siendo estas vertidas en otros cursos de agua que nacen en los linderos del parque en la cuenca del río Guaire principal río de la ciudad de Caracas, en el litoral del estado Vargas, directamente al mar Caribe. Otros forman parte de la subcuenca de Río Grande o Río Caucagua y otros desembocan en las costas de Barlovento. Aunque el caudal de todas estas quebradas o ríos no es de gran envergadura sí son corrientes permanentes de agua por tener sus cabeceras a gran altura 

¿Qué tal si un día nos diéramos cuenta que nuestro oficio, la abogacía, requiere muchas cosas que memorizar artículos? Si pudiéramos olvidarnos de esas frases que nos hirieron. Desprendernos de todos los complejos que una historia de país colonizado nos dejó. Yo no creo, como no lo hace mi Profesor Jean-François AKANDJI-KOMBE, que nosotros seamos los peores pueblos. Creo que tenemos los peores sistemas jurídicos. Son los peores no porque nosotros seamos malos juristas sino porque nos educan para buscar la razón jurídica lejos y no dentro del alma de nuestros pueblos.

¿Qué tal si un día nos diéramos cuenta que nuestras ciudades son absurdas y nos atreviéramos a pensarlas de nuevo? Muchos cuentos se irán dejando sobre el colapso de los sistemas públicos en marzo de 2019 en Venezuela. Tendrán lugar las más atroces crónicas del dolor y otros cuentos que describirán las plumas de ave fénix que tiene la gente de este pueblo pero hay más cosas.

Por ejemplo, el absurdo. Caracas colapsó por falta de agua de todas las maneras que puede una ciudad hacerlo. Por todos lados se veían potes y colas, cisternas, tubitos y esperas. La ciudad dejó ver que está llena de venas. A Caracas el agua se le sale por todas partes pero para tener agua en mi casa, tan caraqueña, necesito que halen corriente desde Aragua.

Pero no he enloquecido, lo absurdo del sistema de agua tiene que ver con una historia plagada de desigualdades, de compras de sistemas que nos vendieron como modernos y los pusimos, omitiendo, que este valle era la caída de cientos de miles de hilitos de agua.

Una señora me explicaba como San Bernardino es una capita de ciudad sobre una laguna, sobre los viejos cursos de ríos y yo, pensando en temas jurídicos, consideré que esto es un buen ejemplo para entender por qué nuestras leyes no funcionan.

¿Cuántos sistemas jurídicos hemos adoptado porque están de moda? ¿Cuántas veces hemos intentado forzar que se apliquen omitiendo cuál es la cultura o el anhelo de la gente? ¿Cuántas veces es tan indolente el legislador como el ingeniero que diseñó el sistema de aguas de Caracas? ¿Es tan grave hacer mal la ley que el sistema de aguas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s