Bienvenidos a una nueva edición del Derecho al Derecho. Para esta semana hemos decidido tratar un tema fascinante. El mundo de los derechos de la mujer trabajadora. Este asunto puede ser visto desde muchas perspectivas porque es realmente el acceso al trabajo y la administración de los bienes propios una de las principales claves de la igualdad material entre hombres y mujeres. Por eso, el campo del acceso al trabajo fue un tema fundamental en el siglo XX.

Para entender los temas vamos a partir por recordar que nuestra Constitución establece la plena igualdad entre hombres y mujeres en general y en especifico el artículo 88 señala que “el Estado garantizará la igualdad y la equidad de hombres y mujeres en ejercicio del derecho al trabajo” esto al tiempo que considera que “toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar”, obligando al Estado a fomentar el empleo, a crear condiciones que permitan que el trabajo proporcione una existencia digna y decorosa, se protegido por el Estado que garantiza todo un marco de seguridad social.

En la Constitución de 1999 la mujer trabajadora obtuvo contundentes clausulas que le confieren derechos y sus formas de trabajo se visibilizaron. Para eso, el artículo 88 ordena que se reconozca el trabajo domestico y que este sea suficiente argumento para que quienes lo desempeñen puedan tener acceso a la seguridad social, lo que antes se reservaba para los asalariados. En general, en Venezuela para entender cuáles son las normas que rigen el trabajo nos toca arrancar de la Constitución, tomar la  Ley Orgánica del Trabajo, los. Trabajadores y las Trabajadoras así como las leyes especiales y reglamentos. Todos los puedes conseguir en línea.

Ahora, en especifico los derechos de las mujeres trabajadoras son las normas jurídicas enfocadas a la protección de su salud, educación, dignidad y desarrollo, así como la protección de la maternidad en relación con la mujer misma y el producto del mismo.

Con esto en cuenta nosotros vamos a intentar dividir este espacio en tres grandes bloques: en tiempos normales, cuando estás embarazada o eres madre de niños pequeños y finalmente, qué derechos tienen las mujeres víctimas de violencia de género.

Tiempos normales: en principio, todas las personas deben beneficiar de una situación laboral decorosa. En el ámbito laboral, a las mujeres debe garantizárseles que no serán discriminadas, por ende deben gozar de igualdad de oportunidades, IGUALDAD DE TRATO e igualdad salarial. Esto lo consigues en la LOTTT en los artículos 20 y 21.

En relación al embarazo: cuando buscas un empleo está prohibido que te exijan presentar exámenes que demuestren que no estás embarazada al igual que tienes un marco especial de protección de tu trabajo que inicia en el mismo momento de la concepción. Esto se llama inamovilidad y dura el inicio del embarazo y hasta dos años después del parto. En casos de estas prácticas debes dirigirte a la Inspectoría del Trabajo.

Sin embargo la protección del embarazo no se agota a esto tienes igualmente derecho a no realizar tareas o actividades que puedan poner en peligro tu vida o la de tu hijo, a que te trasladen si estas expuesta a riesgos así como a un sistema especial de descanso que conocemos como el pre y el post parto que consisten en un descanso durante seis semanas antes del parto y veinte semanas después.

Esto es un resumen de lo que establece la Ley Orgánica del Trabajo pero tu protección en relación al embarazo no se agota a esto. Existen dos leyes que debes leer: la Ley Para Protección De Las Familias, La Maternidad y La Paternidad así como la Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna.

En ellas buscaremos principalmente la protección que recibes una vez que ha nacido tu bebe. Primero tienes este post parto y luego tienes el derecho a amamantar para lo que requieres un tiempo que te da la ley.  Cada madre tiene derecho a dos descansos diarios de media hora cada uno, para amamantar en el Centro de Educación Inicial o sala de lactancia dentro de su trabajo si este no existe el permiso es de una hora y media cada uno.

Durante estos primeros años, tienes derecho a que en tu trabajo exista centro de educación inicial. Si este no existe en tu trabajo deben aportar el pago de la matrícula y mensualidades en un centro de educación inicial y este monto no pueden deducirlo de tu salario.

Con relación a la lactancia, la ley ha sido complementada por Resoluciones del Ministerio y una decisión de la Sala Constitucional, en resumen, todos los niños y niñas tienen derecho a ser amamantados hasta los dos años de edad lo que genera la obligación de los patronos de adecuar los centros de trabajo para permitir que esto sea posible. La licencia, no es de obligatoria solicitud por parte de la madre lactante, ello en virtud de que puede que ésta no pretenda amamantar o no pueda por sus condiciones hacerlo, y por ende no es una licencia obligatoria y necesaria por parte de la madre si quiere disfrutar de ella debe presentar mensualmente un certificado de consulta de control de salud del hijo o hija, expedido por un centro de salud, en el cual se deje constancia de la asistencia oportuna a la consulta, del amamantamiento.

Un último punto queremos incluir en el día de hoy porque también existe una protección especial de las mujeres cuando son víctimas de violencia y este lo consigues en esa ley, la Ley sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que señala que en caso que estés enfrentando esta situación.

Primero, si estás en el marco de un juicio tienes derecho a la reducción o a la reordenación de tu tiempo de trabajo, a ser movilizada geográficamente o al cambio de tu centro de trabajo. El juez puede otorgarte una suspensión temporal si así es necesario. Igualmente como una medida de protección puedes pedirle al juez  o a la jueza que prohíba que la persona que te agrede se acerque a tu centro de trabajo.

Puede que la situación de violencia esté ocurriendo en tu trabajo. En la ley existen dos supuestos que son compatibles. Por ejemplo, si estas siendo discriminada y se te está negando el acceso o el ascenso en tu trabajo, te están exigiendo requisitos sobre tu estado civil, edad o apariencia física o exámenes de embarazo estás siendo víctima de violencia laboral. Al igual que existen casos de acoso cuando sobre la base de ser tu jefe pretenden que consientas actos sexuales que no deseas.

Son entonces un catalogo importante de derechos los que en Venezuela amparan a las mujeres trabajadoras pero estos solo existen cuando los ejercemos. Recuerda que en casos de dudas sobre estos temas puedes dirigirte a la Inspectoría del Trabajo y a las oficinas del Ministerio del Poder Popular para la Mujer así como a la importante red de movimientos de mujeres que existen en Venezuela, búscalos en línea te ayudaran a empoderarte.

Si prefieres escucharlo aquí puedes encontrar la versión radial que se hizo para la Radio del Sur.

La abogada Ana Cristina Bracho en esta emisión aborda el acceso laboral de las mujeres desde los postulados de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 

https://www.ivoox.com/conoce-derechos-laborales-mujeres-en-audios-mp3_rf_35650802_1.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s