Abogacía, Derechos, Diversidad, sencius, Venezuela

El Derecho al Derecho: Derechos y obligaciones del padre

Padre, papá o papito o papi, como tú quieras llamarlo. En esta edición de “El Derecho Al derecho” vamos a hablar de ese sujeto jurídico. En el Derecho, el término paternidad se refiere a la relación legal entre un padre y sus hijos biológicos o adoptados. Como categoría, al referirnos a ella vemos los derechos y obligaciones del padre y del hijo, uno respecto al otro, y también en relación con otras personas.

Si estás a punto de convertirte en padre, busca en internet la Ley para Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad para que arranque la vida de tu hijo y tú puedas disfrutarlo porque en esta nueva legislación conseguirás la licencia de paternidad por la que te corresponden, catorce días continuos, contados a partir del nacimiento de su hijo o hija, a los fines de que asumas en condiciones de igualdad con la madre el acontecimiento. Así como la inamovilidad laboral que tendrás el año después del nacimiento de tu hijo o hija. Al igual que te explicará al detalle como es el procedimiento de elaboración de actas de nacimiento y del reconocimiento voluntario de tus pequeños.

Ahora, vamos a recordar que la paternidad es un vínculo de familia y esta es una categoría protegida en la Constitución, consagrada en el artículo 75 donde se establece que las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, la  comprensión mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. Seguidamente, específicamente e independientemente del estado civil del padre o de la madre, la paternidad se encuentra constitucionalmente protegida. De allí la eliminación de todas esas odiosas discriminaciones que existían en el pasado entre hijos legítimos e hijos naturales.

Si, hoy hablamos de paternidad y no de maternidad. Son dos cosas distintas aunque generalmente sigamos empleando la expresión de “padres y representantes de un niño”. Así las cosas estamos hablando de lo que los abogados llaman “filiación” y es el vínculo que tiene una persona con su descendencia, ya sea procreada naturalmente o adoptada.

Jurídicamente, un hombre se convierte en padre de dos maneras: primero por el reconocimiento voluntario que hace sobre el hijo o la hija, ante las autoridades competentes. Segundo a través de una sentencia en la que un tribunal declaró la paternidad anteriormente no conocida, o bien cambia una paternidad que ya estaba  determinada en favor de alguien.

Una vez que alguien se convierte jurídicamente en padre, salvo que proceda una impugnación mediante la cual se compruebe la falsedad de esta, esta situación es irreversible e irrenunciable. Genera derechos patrimoniales de los hijos e hijas así como deberes del padre hacía con ellos, en especial, en lo que se refiere al cuidado y manutención.

Las reglas generales que rigen la paternidad están consagradas en el Código Civil, sin embargo, desde la entrada en vigencia de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (LOPNA) y del principio del interés superior del niño, niña y adolescente que contiene, se reafirma la paternidad como una institución en favor de la prole y no de los padres.

Su principal función es proteger a los pequeños y garantizar su desarrollo y formación integral; procurar el derecho del hijo a relacionarse con abuelos, parientes o personas con las que tenga un vínculo afectivo; así como administrar, si fuere el caso, los bienes de su hijo y asumir la responsabilidad civil frente a los daños que puedan producir los hijos bajo su custodia, tutela y patria potestad.

Así, la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente, nos dice que “el padre y la madre tienen deberes, responsabilidades y derechos compartidos, iguales e irrenunciables de criar, formar, educar, custodiar, vigilar, mantener y, asistir material, moral y afectivamente a sus hijos e hijas.”  Y que estas deber ser asumidas, en igualdad de condiciones.

Fundamentalmente aquí debemos considerar que los niños y niñas, tienen derecho a conocer a su padre y madre, así como a ser cuidados por ellos. Por lo cual, es contrario al derecho esconder intencionalmente una paternidad así como impedir que el padre cuide sus hijos. Esto lo reafirma el artículo 27 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente que establece para los pequeños el Derecho a mantener relaciones personales y contacto directo con el padre y la madre. Pudiendo también participar de decisiones fundamentales como cuál será la educación religiosa de sus hijos, determinar lo relativo al tránsito del niño o niña en el territorio nacional o en el extranjero.

Ahora bien, en materia de obligaciones vemos el deber de procurar la salud de los niños, dándoles los tratamientos que ameriten para sanar o prevenir enfermedades,  así como a acompañarles  cuando estén hospitalizados. Así veremos que en ese tránsito de la infancia a la mayoridad, los padres y madres, tienen iguales derechos y deberes sobre cada uno de sus hijos e  hijas. Lo que exige de estos el deber de un trato decoroso, tranquilo, que entienda el vínculo irrenunciable que les une.

En este sentido es importante considerar que legalmente el vínculo que une a un padre con sus hijos es independiente a aquél que establezca con la madre. Para la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente, la Patria Potestad, cuando los padres están casados o tienen una unión estable de hecho, se ejerce de manera conjunta, fundamentalmente en interés y beneficio de los hijos e hijas.

Y cuando esto no sea así, vamos a ver cómo la Patria Potestad se separa en sus elementos que son la Custodia, al Régimen de Convivencia Familiar y a la Obligación de Manutención. Debiendo en principio los progenitores acordarla de mutuo acuerdo, en su defecto, con apoyo de las autoridades públicas.

Cada uno de estos conceptos puedes y debes consultarlos en la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente si te encuentras en un debate con el padre o con la madre de tus hijos en relación a cómo organizarse para atender a sus hijos. Puede que estés viviendo una situación donde te resulte difícil ponerte de acuerdo con tu ex pero recuerda que este vínculo es un derecho del niño de la niña y el incumplimiento es penalizado con la Privación de la Patria Potestad de conformidad con el artículo 352.

SI prefieres escucharlo aquí puedes encontrar la versión radial que se hizo para la Radio del Sur.

¿Papá conoces tus derechos y deberes como figura jurídica? En esta emisión de la columna El Derecho al Derecho la abogada venezolana Ana Cristina Bracho (Tw: @anicrisbracho) te cuenta cuáles son las garantías constitucionales y legales que tienes en el proceso de crianza de tus hijos e hijas.

https://www.ivoox.com/derechos-obligaciones-padres-venezuela-audios-mp3_rf_35984813_1.html

Anuncios
Derechos, Diversidad, docencia

¿Estamos claros?

en-mi-salon-de-clase-no-hay-pupitres-y-los-estudiantes-son-lo-primero.jpg

En el salón de clases, en un debate sobre la importancia de la motivación de los actos del Estado en la noción de la democracia, un estudiante manifestó, con plena seguridad, que la argumentación era un mecanismo por medio del cual las minorías convencían o hacían pasar sus ideas a las mayorías. En específico, su inusual respuesta visaba el tema de los derechos de las comunidades sexodiversas, que para él eran minoritarias y en cierto modo, dictatoriales.

Su respuesta me sorprendió profundamente. No tan sólo se iba en un enfoque que nada tiene que ver con las visiones sobre la democracia, o, la motivación de los actos sino que planteaba abiertamente que estaba convencido que los derechos adquiridos por las que él estima minorías eran una especie de trampa.

Quizás esperé par de segundos que alguien en aquél escenario contradijese lo planteado pero con el paso de la clase la situación se agravó, animados por aquella idea, rápidamente otros tomaron la palabra para señalar que la motivación legislativa había permitido que se hiciera ley una idea inconstitucional como la que edifica la afirmación de los derechos de las mujeres.

Ciertamente, estando en lo que he estado las últimas semanas no debería sorprenderme porque no ha habido otro tema que esta restauración conservadora en América Latina. Sin embargo, me di el derecho a mirar esto con un asterisco. Yo no doy clases en Brasil o en Argentina sino en Venezuela.

También estoy clara de mis posturas, por las que algunos en el pasado me han tildado de liberal. Creo firmemente en el derecho a la igualdad material de la gente y a la libertad de la personalidad de cada quien. Con esto en mí y una vida al sol de la Revolución Bolivariana que la gente cuestione la necesidad jurídica de la existencia de las minorías me resultó profundamente perturbador.

El punto de traerme esta experiencia tan personal para abrir la semana es que vengo con la certeza que esto nos está pasando por debajo de la “guerra de etiquetas”, en los planos más reales y en todos los frentes que descuidamos por estar centrados en defendernos de la situación económica.

¿Nos sorprenderá a nosotros también una vuelta atrás de tantas décadas o lograremos evitarlo?

sexualidad
ABC de política, Diversidad, Libros, Sexualidades

Glosario de la Diversidad Sexual

  1. Orientación sexual: Capacidad de sentir una profunda atracción emocional, afectiva y sexual por otras personas. Según esta atracción esté dirigida a personas de un género diferente o igual al propio, o a ambos, se habla de hétero, homo o bisexualidad.
  2. Identidad de género: Vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. No debe confundirse con la orientación sexual, de la que es independiente, puesto que las personas trans pueden ser hétero, homo o bisexuales.
  3. Expresión de Género: Exteriorización de la identidad de género de una persona, incluyendo la expresión de la identidad o la personalidad mediante el lenguaje, la apariencia y el comportamiento, la vestimenta, las características corporales, la elección del propio nombre, etc.
  4. Trans: Expresión genérica que engloba a travestis, transexuales y transgéneros. Debe tenerse en cuenta que estas categorías no son completamente excluyentes y que por diferentes motivos su significado varía entre países, incluso entre hispanohablantes.
  5. Transgénero: Persona cuya identidad y/o expresión de género no se corresponde necesariamente con el género asignado al nacer, sin que esto implique la necesidad de cirugías de reasignación u otras intervenciones de modificación corporal. En algunos casos, no se identifican con ninguno de los géneros convencionales (masculino y femenino).
  6. Travesti: En general, persona a la cual le fue asignada una identificación sexual masculina al nacer, pero que construye su identidad de género según diferentes expresiones de femineidad, incluyendo en muchos casos modificaciones corporales a partir de prótesis, hormonas, siliconas, etc., aunque, en general, sin una correspondencia femenina en lo genital.
  7. Transexual: Persona que construye una identidad de género (sentimientos, actitudes, comportamientos, vestimenta, entre otros aspectos) diferente a la que le fue asignada en su nacimiento. En muchas oportunidades requieren para la construcción corporal de su identidad tratamientos hormonales y/o quirúrgicos incluyendo intervenciones de reconstrucción genital.
  8. Interesex/Intersexual: Persona cuyo cuerpo sexuado (sus cromosomas, gónadas, órganos reproductivos y/o genitales) no encuadra dentro de los estándares sexuales masculinos ni femeninos que constituyen normativamente la diferencia sexual promedio. Tradicionalmente se ha utilizado el término «hermafrodita», hoy desaconsejado.

Tomado de:

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN PARA FUERZAS DE SEGURIDAD EN RELACIÓN CON LA POBLACIÓN DE LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES Y TRANS